La industria del automóvil siempre está creando nuevas tecnologías para hacernos la conducción cada vez más fácil.

De hecho, ha creado nuevos sistemas que además de detectar la proximidad de objetos cercanos a nuestro vehículo, incluso otras que logran escanear el lugar donde se encuentran y dirigen al conductor para aparcar sin problemas. Esta última tecnología es conocida como el asistente de aparcamiento o “Park Assist”.

Desde hace unos años, este sistema de aparcamiento “automático” se esta implantando en casi todos los modelos de coches que salen al mercado y se ha convertido, para muchos, en un extra imprescindible que ofrece una confortabilidad total al conductor en el momento del estacionamiento del vehículo. Hoy representa casi el 86% del mercado de turismos.

¿Cómo funciona el asistente de aparcamiento?

El principal objetivo de esta tecnología es el de facilitar la maniobra de aparcamiento. No proporciona un estacionamiento automático o autónomo, sino que necesita la actuación del conductor manejando los pedales y las marchas. Lo que ofrece es el control de la dirección para contar con mayor precisión en la tarea.

Este sistema funciona, generalmente, con sensores de proximidad ubicados en la parte delantera y trasera del coche, más otros a los lados de las defensas que facilitan el aparcamiento en paralelo.

Al accionar el botón Park Assist, el coche ha de explorar y examinar el lugar en el que se desea aparcar, memorizando el espacio para proceder a la maniobra. Este reconocimiento lo hace a una distancia de 1,5 metros y una velocidad de unos 30 km/h.

¿Puedo aparcar en línea y en batería?

El tipo de estacionamiento a realizar puede ser indiferente, ya sea aparcar del lado derecho, izquierdo, en línea o batería. También puede realizar maniobras entre obstáculos, aparcar en curvas e incluso ofrece la posibilidad de retirar el coche del estacionamiento.

Tags: , , ,