El buen tiempo se esta acercando poco a poco y las ganas de realizar un viaje por carretera se están acrecentando, pero para realizar un viaje tranquilo y sin ningún contratiempo es importante revisar los puntos vitales del vehículo antes de ponerse en marcha.

A continuación, enumeramos algunos puntos que debes revisar:

  • El nivel de aceite

Después de este frío y lluvioso invierno es muy importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante.

Si el aceite no está en los niveles adecuados o está deteriorado, pondrá en riesgo el correcto funcionamiento del motor. Para verificar el nivel del aceite será necesario usar la varilla de medición y comprobar los puntos de niveles máximo y mínimo.

Tener el nivel de aceite recomendado o hacer un cambio de aceite a tiempo, garantiza una larga vida al motor.

  • La presión de los neumáticos

Los neumáticos son los elementos del coche que están en contacto directo con la carretera, y su estado puede determinar el éxito de nuestro trayecto.

Antes de comprobar la presión de los neumáticos, es necesario recordar que el límite legal de profundidad está en 1,6mm. También es importante revisar que no tengan cortes, abolladuras, perforaciones ni ningún tipo de desgaste.

Un neumático deteriorado o con una presión inadecuada aumentará la distancia de frenada y reducirá la estabilidad del vehículo.

¡Tampoco nos olvidemos de la rueda de repuesto!

  • Los frenos

El freno se considera el segundo elemento activo de seguridad en importancia. Si notamos que al frenar el coche no responde o que los discos hacen un ruido extraño, esto indica que las pastillas de freno se están deteriorando. Esta situación provoca que la distancia de frenado sea mucho mayor de lo normal.

  • Las luces

En carretera es importante ser visto y que nosotros podemos ver a los demás. Revisar que todas las luces funcionan correctamente, que estén ajustadas de altura, que los cristales de los faros estén limpios y que tengas bombillas y fusibles de recambio, es imprescindible antes de ponernos en marcha.

  • El aire acondicionado

Este elemento mantendrá el habitáculo del coche en una temperatura adecuada y confortable para todos los pasajeros. Si notamos que el aire acondicionado no enfría lo suficiente seguramente ha llegado el momento de recargar el gas interno.

  • Los amortiguadores

Revisar el sistema de suspensión nos aporta seguridad, pero también confort de marcha.

  • El limpiaparabrisas

Estas escobillas suelen ser uno de los grandes olvidados. Si al llover no retira el agua correctamente o deja el cristal sucio, probablemente tengas que cambiar las escobillas. Además, es importante cuidar el nivel de líquido limpiaparabrisas para limpiar eficientemente el cristal en caso de suciedad.

  • La alineación

Comprueba que el coche circula en línea recta y no se desvía hacia ningún lado. Si observas que el vehículo tiende a ir hacia un lado, es prioritario que acudas tan pronto como sea posible a un taller especializado para solucionar este problema.

Otros aspectos a comprobar antes de salir de viaje

Además de hacer la revisión de estos elementos, es obligatorio llevar toda la documentación tanto del conductor como del vehículo en regla, los permisos de conducir y de circulación, la tarjeta de la ITV y la pegatina de la última ITV realizada en vigor. Asimismo, se recomienda llevar el justificante de pago de la póliza de seguro, partes europeos de accidente, un chaleco reflectante homologado, dos triángulos de emergencia y un pequeño kit de herramientas.

Recomendaciones de la Guardia Civil para el conductor

La Guardia Civil ha elaborado un listado con una serie de recomendaciones que han de tener en cuenta los conductores antes de emprender un largo viaje:

  • Conocer el estado de las carreteras antes de planificar el viaje.
  • Dormir los suficiente.
  • Evitar las comidas copiosas.
  • Ajustar bien el volante, el reposacabezas y el asiento.
  • Mantener la temperatura del coche entre 20 y 22 grados.
  • Realizar paradas cada dos horas entre 10 a 15 minutos.
  • Mantenerte hidratado y nutrido.
  • Evitar las horas más calurosas del día para viajar.
  • Mantener una velocidad adecuada al estado de la vía, la intensidad del tráfico y las condiciones meteorológicas.
  • No conducir con calzado poco adecuado.
  • Mantener una distancia de metro y medio con respecto a los ciclistas.
Tags: , , , ,