El aire acondicionado es uno de los equipamientos con mayor demanda por parte de los conductores. Esta es una máquina de frío que, gracias a una serie de mecanismo y un gas refrigerante, consigue que el aire procedente del exterior o del interior del coche se enfrié para lograr temperatura que se desea.

El uso correcto del aire acondicionado del vehículo puede aportar importantes beneficios para la salud y la seguridad del conductor y sus acompañantes.

1. ¿Cuál es la mejor temperatura?

Diversos estudios aseguran que una temperatura superior a los 22º grados puede causar somnolencia y, por ende, reducir la atención del conductor.

2. Es bueno para las personas alérgicas

Los sistemas de aire acondicionado filtran un 88% del polen y muchos otros alérgenos que se encuentran en el ambiente exterior. En definitiva, encender el aire ayuda a prevenir los molestos estornudos y el dolor de cabeza.

3. El aire acondicionado no es sólo para el verano

Encender el aire acondicionado ayuda a eliminar rápidamente y de forma efectiva la humedad y condensación de los cristales. Al activarlo en una zona de altitud elevada donde la temperatura exterior es baja, ayudará a desempañarlos.

4. Puede ayudar a reducir los microorganismos en un 81,7%

Un estudio realizado hace 7 años comprobó que conducir con el aire acondicionado en funcionamiento puede ayudar a reducir la presencia de microorganimos que entran al coche a causa de las ventanas bajadas, en un 81,7%.

5. Influye en el ahorro de combustible

El mantenimiento de este sistema influye directamente en el consumo de combustible del coche.  Si el sistema de climatización no funciona bien, el compresor tiene que trabajar más provocando un mayor consumo de combustible en un 5% a un 10% extra.

6. Ayuda a enfriar el motor

Cuando el motor empieza a elevar su temperatura más de lo normal, encender el aire acondicionado puede ayudar a enfriar el sistema completo.

7. El primer coche con aire acondicionado salió en 1939

El primer vehículo con este sistema de climatización opcional fue introducido hace 78 años por el fabricante de automóviles Packard. El evaporador y el sistema de soplado ocupaban un enorme espacio en el maletero, por eso no eran muy populares.

8. Enfriar rápidamente el coche bajando las ventanas y encendiendo el aire a la vez

Esta acción puede ayudarnos a reducir el consumo de aire acondicionado cuando dejamos el coche bajo sol. Esto provocará que el aire caliente salga del vehículo por convección natural, es decir, el aire caliente sube y el aire frío baja.

Tags: