El invierno se acerca y ha llegado el momento de equiparnos correctamente para rodar tranquilamente por la carretera, sobre todo si vamos a realizar un viaje a una zona propensa a las nevadas o vivimos en un rincón de España donde es imprescindible conducir con ellas.

Las cadenas para las ruedas del coche se utilizan principalmente para evitar frenazos, derrapes, falta de dirección y patinazos.

Antes de instalar las cadenas para la nieve resulta imprescindible acertar en su compra. Existen varios modelos, al menos 4, que conviene conocer:

  • Cadenas metálicas

cadena-coches-invierno-neumaticos-metalicas

Son las más comunes y la que dan nombre al invento. Estos son los dispositivos más fáciles de montar, y ese, quizás es su principal inconveniente. A pesar de estos son las más seguras del mercado y también las más duraderas. Las cadenas metálicas vienen en dos diseños, de rombos y transversales.

  • Cadenas de tela

cadena-coches-invierno-neumaticos-tela

Son las segundas más conocidas. Estas cadenas ocupan muy poco espacio, son fáciles de montar y no son excesivamente caras, pero no soportan distancias muy largas. Al comprarlas se debe acertar en la talla exacta y saber que se desgastan rápidamente.

  • Cadenas Semiautomáticas o Spikes -spider

cadena-coches-invierno-neumaticos-semiautomaticas

Se componen de una parte fija que siempre va anclada a la llanta y se una parte desmontable que se ajusta con un solo click. Estas cadenas ocupan mucho espacio en el maletero y su precio suele ser demasiado elevado. Su uso es aconsejable para lugares donde son mucho más frecuentes las nevadas.

  • Cadenas en spray

cadena-coches-invierno-neumaticos-spray

Estas cadenas consisten en un spray que se rocía sobre las ruedas motrices y sirven para sacarnos de un apuro si el temporal es débil y nos pilla cerca de casa.  Son las más económicas de todas y las menos fiables.

Una vez elegidas las cadenas, debe practicarse su montaje. Montar una cadena de nieve no es nada complicado, pero conviene tener un poco de práctica en ello.

Recuerda que antes de poner las cadenas, lo mejor será buscar un lugar apartado en la carretera, colocar los triángulos de emergencia y proceder al montaje. Una vez en marcha, se recomienda no circular a más de 50 kilómetros por hora a una velocidad moderada. ¡Cuando la carretera se llene de hielo y nieve, mucha precaución al volante!

 

Tags: ,